Usted está en: Inicio / Noticias Rescate / Cobertura de Noticias en Inglés

Las Personas, la Tecnología y la Esperanza hacen la diferencia. El Plan B tiene éxito en el rescate de 33 mineros en Copiapo, Chile.

Schramm, Inc. ha recibido elogios a nivel mundial por su contribución en el rescate histórico y sin precedentes, de 33 mineros atrapados en Copiapo, Chile. Siendo un fabricante privado y distribuidor mundial de taladros hidráulicos con 110 años de antigüedad, no se había presentado un llamado de tal magnitud en la historia de nuestra compañía. Los equipos de perforación Schramm modelo T685 y modelo T130XD realmente marcaron la diferencia. Toda la atención de los medios nos honra y nos halaga.

Por más de 69 días, 33 mineros de la Compañía Minera San Esteban estuvieron atrapados a 622 metros (poco más de medio kilómetro) por debajo de la superficie terrestre, después de que las paredes de la mina colapsaran el 5 de agosto de 2010. Siendo su destino incierto, el presidente chileno Sebastián Piñera hizo un llamado urgente alrededor del mundo en busca de la máxima experiencia técnica y los mejores equipos para que acudieran a escena para rescatar a los mineros.

El 14 de octubre, uno por uno todos los mineros retornaron a la superficie para reunirse con sus familias, gracias en parte a los equipos de perforación fabricados en los EE.UU. por Schramm. Primero, nuestro equipo de exploración minera T685 operado por Terraservice, taladró un orificio de 14 centímetros que ubicó a los mineros sobrevivientes el día 17 de su dura experiencia. Luego, un Schramm T130XD apodado “El Milagro” y operado por Geotec Boyles Bros., se convirtió en el “Plan B” que perforó el exitoso orificio de rescate de 71 centímetros que permitió que los mineros fueran izados de forma segura.

Las proyecciones iniciales hechas por el Ministerio de Minería de Chile, estimaban que la operación de rescate llegaría a los mineros para Navidad, más de cuatro meses después de que sucediera el desastre. Schramm y todo el Equipo del “Plan B” llegaron a los mineros más de dos meses antes de lo planeado. Este resultado exitoso del desastre minero más desafiante del mundo hasta la fecha, fue el resultado del destacable esfuerzo de un equipo internacional, combinado con la mejor maquinaria del mundo, incluyendo los equipos de perforación de Schramm.

Schramm es el líder del mercado en equipos de perforación con cabezote rotativo accionado basado en automatización hidráulica avanzada, de calidad “Hecho en EE.UU.”, con una fuerte ética laboral y nuestro compromiso de 110 años con nuestros clientes. Nos orientamos por una cultura empresarial que ubica la importancia de hacer lo correcto por encima de la línea final del desempeño financiero. Hacer lo correcto para las familias de nuestros empleados, para la comunidad y para la industria de la perforación, es nuestra recompensa.

Todos nosotros en Schramm estamos muy agradecidos por el exitoso resultado final en Copiapo, Chile, y por la oportunidad de ser una pequeña parte de la historia. Prometemos trabajar con lo que hemos aprendido de esta experiencia, para aumentar la seguridad y las previsiones en la minería alrededor del mundo.

Eventos de Noticias del Rescate en Chile

Ver Artículos en Español | Ver Medios Televisivos

Diciembre de 2010
Rescate de Mineros Chilenos: El Equipo de Perforación que Desafió los Malos Pronósticos
World Oil  – Nell Lukosavich


Diciembre de 2010
Los Perforadores Salvan el Día – De Nuevo
National Driller – Wayne Nash


Diciembre de 2010
Rescate en Mina Chilena – Algo de la Tecnología
International Mining


1o de diciembre de 2010
Estudiantes del DCCC Conocen Sobre el Rescate Chileno
Daily Times


14 de octubre de 2010
Firmas Perforadoras de los EE.UU. Tienen su Momento Bajo el Reflector
The Wallstreet Journal


14 de octubre de 2010
Emocionante Rescate de Mineros Chilenos fue Hecho para la TV
USA Today


14 de octubre de 2010
El Rol de la Firma de West Chester en el Rescate de los Mineros Chilenos
The Philadelphia Inquirer


9 de octubre de 2010
Taladro Alcanza a los Mineros en Chile, pero el riesgo se mantiene
The New York Times